martes, 8 de septiembre de 2015

Septiembre.Punto y seguido...

Llega Septiembre y no, para mí, no se acaba "lo bueno". Me niego a pensar que la buena vida sólo es vivida los meses de verano, ni siquiera eso, los días de vacaciones, con suerte 30 días de vacaciones al año. Y sé que depende de mi y con total consciencia quiero, poner y punto y seguido a mis casi dos meses en el paraíso. Me merezco y elijo seguir dándome buena vida. 

Podría poner un punto y final. Y comenzar Septiembre llena de planes, proyectos, actividades extraescolares para mis hijos, el reloj adelantado diez minutos para ir aún más deprisa, y mi cuerpo ya acelerado, preparado para el pistoletazo de salida. Tres, dos, úno...

Y no me apetece nada! Prefiero un punto y seguido. Para eso, para vivirlo así, quiero ante todo: Creatividad. Para vivir este comienzo de otra forma, no la que marca la televisión, la sociedad...y por no echar balones fuera, la que marco yo con mis pensamientos de todos los años por estas fechar: "este nuevo curso voy a programarme mejor para hacer muchas cosas, voy a aprender....voy a ....tengo que"...agotador. De mí depende que esto no sea un comienzo, sin la continuación de una buena vida. La que yo quiera crear, mi buena vida, la mia. Yo quiero seguir Super-Viviendo

Quiero seguir viviendo mi tiempo con calma, desde el centro. Que no sea el reloj quien marque mi ritmo. Que los días no se llenen de "tengo qué", sino ser yo quien elija cómo vivirlos. Hacer del tiempo mi aliado, dejar de luchar contra él...olvidar que existe cuando la vida traiga momentos para ser vividos plenamente, hacer de él mi mayor aliado para sentir cada instante a tu lado, olerte, retenerte en este instante mágico que me une a algo mucho más grande, inmenso, que me ancla en este presente, en el único segundo posible.

Quiero seguir disfrutando de la Naturaleza. No sólo en verano. Quiero que me invites a pasear por una alfombra de hojas secas digna de una reina del bosque. Que los sonidos del otoño pongan la banda sonora a nuestras tardes de octubre. Que sepa apreciar y disfrutar de paraísos sencillos, cercanos, que sepa ver la belleza en lo cotidiano. ¿Por qué esas fotos que colgamos en las redes sociales este verano y que etiquetamos como momentos únicos, sin filtros, son vividos sólo en verano? ¿es que la serenidad frente al mar sólo la encontramos en los meses de julio y agosto? ¿los paisajes únicos de un paseo por el bosque sólo se viven en vacaciones? ¿una deliciosa cena contigo, un encuentro con amigos de siempre, volver al pueblo dónde está tu familia, sólo es posible en verano? 

Seguir siendo aprendiz, aventurera cuando el miedo no es más fuerte que mis ganas de descubrir(me)(te), consciente y valiente para seguir creyendo en mí, quitándome máscaras (aunque se sigan recolocando de vez en cuando) aunque donde esté sea una fiesta de disfraces, vivir desde mi verdad, esa que voy sintiendo cada vez más fuerte y que también yo me encargo de adornar con mentiras bonitas que al final no lo son tanto...

En definitiva, con septiembre cambia el escenario, aparecen otros personajes, nuevas aventuras, guiones ya escritos y otros que vendrán por sorpresa a colarse sin previo aviso, y yo seguiré siendo la Protagonista de esta película. De la película de mi vida. La misma que ha disfrutado de un verano en el paraíso, que ha viajado y seguirá viajando hacia su Ítaca, mirando siempre hacia dentro para seguir aprendiendo, la misma que seguirá grabando en su corazón momentos gloriosos a tu lado, a vuestro lado. Abrazos imborables, confidencias que quedarán guardadas en la profundidad de nuestra mirada, bailes secretos con la luna de compañera, risas juguetonas con la complicidad de nuestra amistad. Seguiré viviendo, como lo he hecho este tiempo, con inmensa gratitud a la vida, a mi gente, con la mirada cada vez más hacia dentro, con el pleno convencimiento de que soy yo quien decida si poner días de verano al invierno, cielos de primavera a los días oscuros de otoño, que vendrán días de lluvia y me pillen sin paraguas y me calaré hasta los huesos, que el día que más viento haya yo habré sacado mi bicicleta y tendré que pedalear con todas mis fuerzas...y también sé, que vendrán días mágicos, o mejor dicho, habrá muchos días de magia, porque esa, cada día, la pongo yo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario