miércoles, 27 de agosto de 2014

Manual de Super-Vivencia

Este es un manual de uso personal, creado durante estos meses de verano y para aplicar no sólo cuando me sienta perdida o en apuros, es un manual especial porque me he propuesto aplicarlo en cualquier momento de mi vida, revisarlo o ampliarlo si lo veo necesario...y es que no pretendo con ello tan sólo vivir, así en minúsculas, mi propuesta es Super-Vivir.


Y te cuento esto porque es muy probable que lo que para mí es la Super-Vivencia, puede que no lo sea para ti. Por eso, con este post tan sólo podré quizás, inspirarte, que algo de lo que leas pueda resonarte y así, animarte a que tú también hagas este ejercicio. Parar y preguntarte qué es para ti la Super-Vivencia, si quieres vivir así, si te conformas con ese otro estado y quieres pasar por la vida en modo "vivir, sin más, con el automático puesto". La decisión que tomes no es cualquier decisión, ya que para la Super-Vivencia se necesitan dosis importantes de estos ingredientes: consciencia, valentía y acción.

Yo elijo la Super-Vivencia y te dejo el resultado de estas semanas de reflexión. Este es mi manual para Super-Vivir: 

1. Para la Super-Vivencia hay una premisa imprescindible: Yo soy la responsable de crear y vivir esta vida, con lo cual, asumo mi protagonismo y la responsabilidad de mi vida. Esto supone dejar a un lado el papel de víctima y coger las riendas de mi vida. 

2. La vida para que sea "Super" hay que vivirla con ligereza, sentir que fluye, que es liviana y si no es así como vives, si te pesa la vida, si sientes que estás en lucha con ella, para. La pregunta es: ¿a qué me estás resistiendo, qué tipo de expectativas, de miedos, de apegos hay en estos momentos que no me están dejando bailar con la vida? Me estás empeñando en bailar un tango, cuando la vida está tocando un rock and roll. Cuando deje de resistirme...la vida bailará conmigo.

3. No estamos solos, recuerda que somos humanos, que como dice la filosofía Ubuntu, "yo soy porque nosotros somos".La Super-Vivencia sólo puede llegar cuando existe la solidaridad, el amor por los otros. Dice Sebastián Alvaro, un excelente aventurero y comunicador, que lo que nos hizo humanos fue nuestra capacidad de cuidar de nuestra gente, de los niños y los ancianos y nuestra capacidad para contar historias. Sólo desde ahí, podemos Super-Vivir.Y esto supone cambiar la competición por la cooperación, el individualismo por el bien común y la generosidad. 

4. Las personas pueden ser para nosotros grandes maestros. Si hay algo que ayuda al ser humano a evolucionar, a crecer como persona, es la capacidad de aprender. Y para ello la vida nos poner delante, muy cerquita, grandes maestros. Yo cuento con cuatro excelentes maestros: mis padres y mis hijos. Son mis raíces y mis alas. Observarles, dedicarles tiempo, escucharles, sentirles, vivirles. Con Matías y Valeria, estoy redescubriendo el mundo. Con sus explicaciones, sus preguntas, que me abren otros puntos de vista, rincones a los que ellos acceden con facilidad y que yo con mis prisas ni siquiera había prestado atención. Y hay algo que me admira de ellos, su capacidad de Maravillarse. Sus ojos se iluminan con las cosas más sencillas y cotidianas, porque cada vez que las miran, lo hacen con la apertura y la inocencia de la primera vez. Así se convierten en grandes aventureros de la cotidianeidad, descubridores de la belleza más sencilla y sutil.
Existen otros grandes maestros y sus enseñanzas llegarán a cada cual a su tiempo. No forcemos, no tengamos tanta prisa, respeta tu tiempo, tu evolución, la parte del camino en la que estás...me encanta este antiguo provervio zen: "El maestro aparece, cuando el alumno está preparado". Cada uno de nosotros y nosotras necesitamos un tiempo, vivimos a un ritmo (qué importante recordar esto en las escuelas). Esto nos lo enseña otra gran maestra: La Naturaleza.
"Pregúntale a la tierra y ella te instruirá" Job

5. Uno de los mayores recursos para aprender y acompañar a los demás, está a nuestra disposición siempre y sus efectos son magníficos: Practicar la escucha activa, la auténtica. Esa que nace del disfrute, de la ausencia de juicios y barreras, de expectativas. Que necesita de la mirada limpia y sincera, que se libera del tiempo, que se abre a la empatía, que llega a la compasión. Porque cuando no hay juicios ni críticas, cuando sólo existe el otro, el que te habla y tú te apartas, entonces surge la magia de la compasión. Hay una única condición: hacerlo desde el disfrute de estar con el otro, de vivir la escucha. (Casi nada...y la práctica ¡puede empezar desde ya!)
6. De vez en cuando, voy a dejarmer en paz.Si, dejar de pensar, de tratar de encontrar respuestas a todo, de tenerlo todo bajo control y tan solo sentiré, viviré, (me)observaré. Hay una Super-Vida esperándome para ser vivida. Está en el ahora, en lo que me emociona, en todo lo que me haga sentir que merece la alegría de Vivir. 
7. Y si, también puedo, algún día, cuando lo sienta..."hacer elogio de discrección". En este mundo tan conectado, donde podemos opinar de todo en cualquier momentos, donde si no estás en las redes, si no tienes opinión de casi todo, parece que no eres nadie. Unos días sin noticias y se olvidarán de ti, toda tu reputación al traste...Por un tiempo quiero "quitarme de en medio" y ser "vagabunda" de mi mundo. Tan sólo observar, en silencio, apreciando su cotidianeidad, cambiar de perspectiva, alejarme para mirar con mayor amplitud, sin intención de opinar, tan sólo atesorar para mí lo que veo, lo que me sugiere el momento, recupera el valor del misterio, de mi misterio. Esa parte de mí que es sólo para mí, para nadie más.
8. Y cuando todo se nuble, cuando las cosas se pongan feas, recuerda: la salida no es para afuera (huida), la salida es hacia dentro (reencuentro, unión) Es hacia mí, hacia lo que soy. Es ahí donde está mi poder auténtico, mi verdad.
9. Cuento con tres herramientas "básicas" para aplicar siempre que lo necesito y que me garantizan esa Super-Vida desde el primer momento en que las aplico. Son útiles siempre y me ayudarán a poner en práctica los puntos anteriores. Ahi van:
- La imaginación. Está disponible en cualquier momento y la utilizamos tan poquito...nos empeñamos en esconderla. Nos la "acotaron" cuando éramos niños/as y ahora creemos que es una locura utilizarla. Recupérala y dale el valor que merece. Es el mundo de los sueños, es la parte que nos conecta con la inmensidad del Universo, que en tan sólo unos instantes nos lleva a ese lugar maravilloso al que nos escapamos para relajarnos, nos trae los sonidos de las olas cuando el mar atraca en la orilla y nos hace bailar con las hojas de los árboles un día de tormenta justo antes del primer trueno, cuando el viento mueve sus ramas. Con la imaginación damos el primer paso para cumplir cualquier de nuestros sueños.
 
- El sentido del humor. Reir, relativizar lo que nos sucede, aflojar tensiones. Dejar de tomarse la vida tan en serio. 

- El juego. A través de él conectamos con nuestro niño interior, volvemos a ser niños. El juego nos impulsa a explorar, a considerar opciones que podrían parecer descabelladas, a inventar, a salir disparados en mil direcciones diferentes e inesperadas, a la creatividad.Pero también nos invita a persistir, a concentrarnos, a abstraernos del mundo, a poner toda la atención en lo que nos apasiona.

No dejamos de jugar porque envejecemos, envejecemos porque dejamos de jugar.” (George Bernard Shaw)

10. Después de todo, me he dado cuenta, de que Super-Vivir consiste en Sencillamente, Vivir. 

¿Te atreves a Super-Vivir? los resultado pueden ser espectaculares. Sólo tienes que ponerte en acción y cambiar eso de "total ¿qué tengo que perder?" (y si te haces esta pregunta, estoy segura de que aparecerán posibles pérdidas, miedos, juicios, qué dirán, si pero...) por una pregunta mucho más motivadora " Si pongo en marcha este manual ¿qué voy a aprender?": aquí ya no hay pérdida, tan solo motivación, reto, aprendizaje, evolución, Super-Vivencia!


2 comentarios:

  1. Me encanta Julia, lo que escribes y cómo lo escribes. Yo también quiero SUPER-VIVIR!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias amiga por tu tiempo y tus palabras...voy aprendiendo y creciendo poquito a poco y me rodeo de grandes maestras como tú. Super-Vivimos juntas! Un abrazo fuerte!!

    ResponderEliminar