miércoles, 13 de febrero de 2013

¿Eres esclavo,esclava de tus pasiones?

Hace apenas unos meses os contaba en uno de mis post, No hay marcha atrás, voy a cumplir mi SUEÑO, que: "ahora sí, VOY A CUMPLIR MI SUEÑO! Ha sido un proceso lento, sosegado, intenso. Primero llegó la "explosión", de repente, después de un trabajo importante de auto-conocimiento, de disfrutar de cursos en los que he aprendido a liderar mi vida, de lecturas motivantes y empoderantes sobre la importancia de luchar por tu sueño y de, como el buen vino, dejar reposar un tiempo...sucede algo, salta una chispa, que te hace SABER y SENTIR que ese momento llegó y que ya no hay vuelta atrás".
A día de hoy puedo decir que sí, que estos meses han estado encaminados hacia ese objetivo que envuelve parte de mis pasiones, de mi SUEÑO. Pero también está siendo un tiempo de profundo aprendizaje, estoy aprendiendo a escucharme, a cuidar de mí, a ser más flexible, a fluir con la vida y con los imprevistos que van surgiendo a lo largo del camino.
Y es que no tomar consciencia de ello puede conseguir el efecto contrario a lo que buscas cuando te encaminas hacia ese SUEÑO, puede hacerte "Esclavo, esclava de tus pasiones".
He aprendido que, al igual que en la Montaña, el camino hacia la cima no puede ser recorrido con la mirada puesta en el suelo, sin permitirte disfrutar del camino,de sentirlo y vivirlo. Porque no merece la pena el esfuerzo realizado de esta manera. He comprendido que es esencial cuidarse, y hacerlo en todos los sentidos; cuidando tu cuerpo, aprendiendo a gestionar esa energía que llega en forma de entusiasmo, que brota a borbotones, pero que tengo que "dosificar" para que no me deje exhausta, (como dicen los sherpas en Tanzania, se trata de ir hacia la cima "pole pole"), escuchando ese diálogo interior que te acompaña y que te conecta con tu esencia, con tu sabiduría y te va mostrando el camino, buscando el equilibrio entre nuestras fortalezas, pasiones y nuestras necesidades. Y es que hace falta un gran respeto por nuestra persona para encontrar ese equilibrio.
Quizás se trate de aprender a ser más flexibles, a fluir con las circunstancias, de ser conscientes de que como en cualquier expedición hacia la cima de esa montaña, que aunque la ruta esté clara, aunque tu mochila esté cargada de todo lo necesario para alcanzar ese objetivo, la montaña te depara imprevistos, obstáculos con los que no contabas, caminos alternativos que no estaban en tu mapa, pero que ahora pueden hacerte dudar...
Por que ser flexible supone tener la capacidad de cambiar de planes sin sufrir, asumiendo la necesidad del cambio, responsabilizándote de la situación, escuchándote y respetándote y seguir sin quejas, sin reproches, ACEPTANDO cada imprevisto, cada obstáculo, para continuar el camino siendo un poquito más sabio más sabia, siempre buscando el equilibrio, la serenidad. ¡¡Y qué sensación de libertad puede darnos esta actitud!!
 También la vida está llena de imprevistos que no estaban en nuestros planes, pero que sólo si somos flexibles y aprendemos a fluir con ellos, podremos continuar y al final del camino, cuando estemos en el punto en el cual consideremos ahora que está nuestro SUEÑO, realmente sintamos y nos emocionemos al saber que valió la pena, que es ahí donde querías estar y que ha valido la pena el camino recorrido.
Para finalizar te propongo algo que al menos a mí me ha ayudado a ser consciente de todo lo que te he contado, rodeate de personas nutritivas, de gente que de una manera u otra quieras que te acompañen en esa expedición hacia tu SUEÑO, porque sentir su apoyo, su comprensión, su AMOR hacia tí, es uno de los REGALOS más bonitos que te da la vida cuando decides VIVIRLA.
Os dejo con una cita que compartió conmigo una de esas personas nutritivas, a quien quiero en el alma, Chus Klett:
"No miremos atrás con tristeza ni hacia delante con miedo, sino alrededor con conciencia" James Thurber

8 comentarios:

  1. Sólo la flexibilidad nos hace realmente crecer y comprender nuestro entorno y a nosotros mismos. Estupendo post. ten un buen día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fernando. En esto de la flexilidad y el fluir con la vida y las circunstancias tu eres un experto. Lo transmites en cada uno de tus post de viajes, nos llevas a lugares mágicos como nadie, nos haces apreciar y sentir cada detalle, cada mirada, gesto...sigue así! un fuerte abrazo y buen día!

      Eliminar
  2. Que maravilla de post !
    Gracias julia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado Carmen! Gracias por entrar aquí, regalarme ese ratito y por tus palabras. Un abrazo!

      Eliminar
  3. Eso es, adaptándonos...

    Fluyendo y abriéndonos camino como el agua, conscientes de que la felicidad se experimenta en tiempo presente. El sueño, a fin de cuentas, no es sino una dirección, un punto que imaginamos para cumplir una ilusión y que nos sirve de referencia mientras vamos divirtiéndonos por el camino.

    Por ello, a mí me gusta jugar a reinventar mi SUEÑO cada día, casi cada instante de mi vida. Porque este sueño debe incluir mi felicidad y plena experimentación en todos los puntos el camino, y sólo puedo saber lo que necesito para ser feliz atendiendo a mi estado emocional aquí, y ahora.

    Un abrazo a todos y muchas gracias Julia por compartir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oscar! no podía haber expresado mejor...Me encanta lo que dices, y desde luego, por lo que te conozco, sé que eres coherente con ese modo de pensar y vivir y te felicito por ello. Nunca dejes de Reinventarte, en definitiva de CRECER.
      Un fuerte abrazo amigo!

      PD.No sabía que tenías un blog, ya estás "fichado"...Es muy bueno. Enhorabuena!

      Eliminar
  4. Hola mi querida Julia!

    Te quiero felicitar por tu maravilloso post!

    No sabes cuanto me alegro de que estés poniendo en marcha tu proyecto y que no solo se quede en lo que bien has remarcado...UN SUEÑO.

    Comparto absolutamente todo lo que has expuesto en el post, ya que yo estoy en el mismo proceso: Poner en marcha uno de mis proyectos. Como bien has expuesto, ha sido un trabajo largo y con muchas curvas, pero ya está empezando a desarrollarse.

    Lo bonito es que estoy disfrutando del camino que me lleva a mis diferentes metas de las áreas de mi vida: laboral, familiar, ocio...mirando hacia adelante. Disfrutando del camino...

    La clave...está en perder los miedos, en creer en nosotros y en nuestras capacidades, en tomar conciencia, en rodearnos de personas maravillosas (como tú), en iniciarnos a la acción siendo consecuentes,...EN MOVERNOS!

    Gracias por compartir tus experiencias.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fátima amiga! qué bonito todo lo que me dices y qué valioso! vencer miedos, tomar conciencia de que somos y tenemos todo lo necesario para actuar y llegar donde nos propongamos, CONFIAR, disfrutar...
      Para mí hacerlo en compañía de personas como tú, con las que me siento cerca, me identifico, de quién APRENDO, es un placer. Gracias por todo ello Fátima!
      Un abrazo enorme!

      Eliminar