miércoles, 12 de septiembre de 2012

No hay marcha atrás, voy a cumplir mi SUEÑO!

¡Cuánto puede dar de si un mes cuando decides vivir tu tiempo con intensidad y conciencia! una gran amiga me decía no hace mucho, que los últimos meses, en los que había puesto en marcha su sueño en Burgos, habían sido tan intensos que parecía que hubieran pasado ya años. Ella es una "maestra" en el arte de vivir con plenitud cada momento. Si recordáis de mi post anterior, "Reflexiones de una tarde de verano en mi paraiso", me propuse comenzar a dar pequeños pasos para eso, para vivir una vida más plena, despacito, con intensidad...
Canoe at the Lakeside, Bow Lake, Alberta, CanadaOs he hablado en más de una ocasión de uno de mis valores fundamentales para la vida: la coherencia. No sirve de nada escribir un post, hacer una declaración de vida, de intenciones, si luego no eres capaz de vivir conforme a lo que dices, o mejor dicho, conforme a lo que SIENTES. Y en estos días he vivido y sentido con tal intensidad tantas cosas, que si me lo permites, voy a compartirlas contigo:

- He podido comprobar en primera persona, cómo se puede pasar en cuestión de minutos, ¡qué digo minutos, en cuestión de segundos! de la alegría inmensa al llanto, de la sensación de aquí estoy yo y "me como el mundo" al "ay,ay,ay, dónde te has metido,bonita...", del "hacia adelante, siempre hacia adelante" al, como dice mi amiga Laura Chica "miedito,miedito"...Pero no os asustéis, todo esto es fruto (espero y confío) de una algarabía hormonal, bastante común en el periodo postparto, que poquito a poco y gracias al apoyo y ayuda incondicional de mi marido y mi gente, ha dado paso a un estado mucho más pausado, equilibrado y sosegado. Esto también ha sido un aprendizaje para mí. Me ha permitido practicar el autocontrol y las técnicas de relajación que he ido aprendiendo durante este año y sobre todo, me ha permitido reafirmarme en algo que ya sabía, pero que siempre es un placer volver a comprobar: que tengo la SUERTE con mayúsculas de contar en mi vida con personas maravillosas que me quieren tal y como soy, con todas mis virtudes y "a pesar" de mis debilidades.
- He aprendido a desaprender. Los largos paseos con Valeria para conseguir que se durmiera me han permitido tener mucho tiempo para hablar con la persona más importante, conmigo. Y hemos hablado de tu a tú, sin tabús, sin miedos, con total sinceridad, cuestionándonos tantas cosas sobre creencias de las que hasta ahora no era consciente, pero que me he dado cuenta que me estaban limitando tanto en mi vida...No os podéis imaginar cómo empodera liberarse de ciertas ataduras que ni siquiera sabía que existían. Y todo gracias a una proposición: dejar a un lado los "deberías" y los "tienes que" y continuar con una pregunta. ¿y por qué no? y es que, las cosas que  salen de un "siento que"son las de verdad auténticas.
- He podido ver con total certeza para mí, que la esencia de la vida está en las pequeñas cosas y que vivir y sentir eso a lo que todos aspiramos y que se llama felicidad, se encuentra en la capacidad para reconocer y tomar conciencia de esos momentos únicos que nos suceden. Yo he sido feliz escuchando la risa de mi hijo Matías (es curioso, pero cuando quiero recordar a alguna persona y cierro los ojos, lo primero que recuerdo es su risa. Hay personas que te marcan porque cuando rien te llenan de vitalidad. Puedo contaros que hace unos meses perdí a mi abuelo Matías. Y hoy es el día que al recordarle, siempre escucho su risa enérgica, despreocupada, vital. Y ese recuerdo no me hace daño, sino todo lo contrario, me transmite fuerza y serenidad.), he sido feliz por tanto tiempo compartido con mis hermanos, por las "carreras de carritos" con mis amigas y por el reencuentro con personas queridas que ves poquitas veces al año, con los mensajes por email, facebook,twitter que he recibido de tantos amigos que han hecho que me sientiera realmente querida, con las conversaciones de la gente de mi paraíso...esas conversaciones que tienes en la cola de la compra esperando tu turno, en el banco del parque cuando de repente alguien se junta a descansar, junto al cochecito de Valeria porque querían ver a mi niña...conversaciones que pueden aportarte tanto! porque hablan de las cosas simples de la vida, porque son historias de vidas que si las escuchas desde el corazón son verdaderas lecciones y ejemplos de vida...porque en la mayoría de esas personas puedes descubrir verdaderos "sabios en el arte de vivir".
- Y sobretodo, he CRECIDO y he tomado una decisión que no tiene marcha atrás: ahora sí, VOY A CUMPLIR MI SUEÑO! Ha sido un proceso lento, sosegado, intenso. Primero llegó la "explosión", de repente, después de un trabajo importante de auto-conocimiento (no os perdáis este post de Mónica García.), de disfrutar de cursos en los que he aprendido a liderar mi vida, de lecturas motivantes y empoderantes sobre la importancia de luchar por tu sueño y  de, como el buen vino, dejar reposar un tiempo...sucede algo, salta una chispa, que te hace SABER y SENTIR que ese momento llegó y que ya no hay vuelta atrás. En mi caso fué una escena, para mí conmovedora: la de mi hijo Matías mirando con una mezcla de extrañeza, curiosidad y ternura a su hermana Valeria. En ese momento comprendí que nunca me perdonaría no haber luchado por conseguir mi sueño. Cómo voy a transmitir a mis hijos la ilusión por luchar por lo que quieren, por vivir con coherencia su vida, si yo no soy capaz ni siquiera de intentarlo! Es una cuestión de Responsabilidad. Y me dí cuenta de que esta ha sido la gran enseñanza que me han dado mis padres en la vida. Ellos me han enseñado valores que son ahora muchos de los pilares que "sostienen" mi vida: me han enseñado qué es la coherencia, el respeto, el valor del esfuerzo, el amor incondicional...(os dejo una entrevista a Sebastián Álvaro, exdirector de Al filo de lo Imposible, porque él es otro ejemplo de vida con coherencia y valores)
Pues todo esto ha dado de sí mi tiempo en el Paraíso. Intenso, verdad? para mí todo un lujo y un agradecimiento pleno a la vida por enseñarme y permitirme estos momentos. Sin duda, se trata de vivir despacio, de escuchar con conciencia lo que la vida en ocasiones te grita y otras veces te susurra, y se trata de SENTIR y HACER. ¿te apetece probar? la recompensa es INMENSA!
Este post tiene dedicatoria: por el momento que vivo y porque ahora que soy madre puedo sentir con total claridad lo que es amar a un hijo, este post va para mi mayor ejemplo de vida, mis papis! o como diría Matías, para la "Mamon" y la "Nines" (si, tengo dos madres, hay gente con suerte...) y al "Juanan". Va por vosotros!!

"Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.


Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.


Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.
" (Itaca.Kavafis)

12 comentarios:

  1. Enhorabuena, Julia. Fantástico post. Si hay una cualidad que aprecio, es la valentía. Es imposible ser feliz sin ser valiente. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Francisco. La valentía y perder el miedo al fracaso o mejor dicho, entender el fracaso como un aportunidad única para aprender y crecer, son claves para ser feliz. Otro abrazo grande!

      Eliminar
  2. Que preciosidad de post Julia. Cada uno me motiva más y me muestra algo más de tu alma. Mira que hace años que nos conocemos, y después de perderte la pista y reencontrarnos.... me estás enseñando que te has convertido en una mujer maravillosa.
    Apoyo además tu opinión sobre tus progenitores, y sobre tu tía (tu segunda mamá) porque les he conocido de niña, y siempre me han parecido maravillosos.
    También opino como tú sobre la maternidad, que también a mi me ha dado otro punto de vista de la vida, una energía renovada y unas ganas enormes de seguir luchando.
    Gracias por compartir otro poquito de ti y enhorabuena por tu post.
    Besos Cris

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cris! pues esta es la magia del 2.0 Permite reencontrarse con personas que por alguna razón perdise en el camino y que fueron muy importantes en tu vida. Yo me alegro de volver a reiniciar nuestra amistad! mil gracias por tus palabras y disfruta de tu tesoro intensamente. Un abrazo muy fuerte!

      Eliminar
  3. Es bonito leer posts escritos desde el corazón, Julia... al fin y al cabo, es uno de los motores más fuertes para conseguir nuestros sueños! Entre otras cosas, me parece bastante acertado el librarse de los "deberías" y los "tienes que", el autoconocerse y el despojarse de creencias limitadoras. Creencias limitadoras, ese término que aparece en muchos libros, seminarios, sesiones... y que es tan súmamente importante. Creo que identificarlas tiene un poder liberador extraordinario desde el que ya se puede trabajar bastante. Seguimos leyéndonos, y adelante! no hay marcha atrás!
    José Luis Sordo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, ni que lo digas Jose Luis. Qué liberador es dejar atrás creencias limitantes y ver que un mundo de posibilidades se abre de repente ante tí! muchas gracias por tu comentario, trasmite energía y optimismo! claro que sí, adelante! un placer seguir leyéndote! un abrazo.Julia

      Eliminar
  4. Hola Julia,
    Pocas veces un post,reflexión o como queramos llamarlo resuena tan sincero, tan...valiente... con tanta fuerza...en todas y cada una de sus líneas y párrafos.
    Bendito tu intenso tiempo en el paraiso... efectivamente se trata de SENTIR y HACER ¿Quien no querría probar?
    Magnífico Julia, que post tan ENORME!
    Andrés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ruborizada estoy Andrés! qué bonitas tus palabras, muchísimas gracias!! lo más gratificante y emocionante de escribir desde el corazón es sentir que llega a tanta gente que también cree en un mundo más humano. Un abrazo grande Andres!

      Eliminar
  5. Mi DNI dice que soy del '68, pero yo siento que he nacido cuando me parió mi primer hijo en 2008

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda Juan Pablo el nacimiento de un hijo es un punto de inflexión en la vida. Cambian tantas prioridades y supone tanta felicidad...Un abrazo!

      Eliminar
  6. Ha sido una auténtica delicia leer tu post. Expresas fenómenos de gran envergadura con sencillez , valentía y desde el corazón, como han apuntado más arriba.
    Gracias , te acabo de conocer y me alegro pòr ello

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Koral por tus palabras! es muy reconfortante ver que tantas personas sienten la vida como yo lo hago. Yo también me alegro de este encuentro! Un abrazo.Julia

      Eliminar